Blog del Dr. Oscar Vidal


Programar visita

Blog del Dr. Oscar Vidal

@barnaclinic

15 noviembre, 2017

¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes de la cirugía de tiroides?

Debemos tener en cuenta que la cirugía de tiroides es muy segura y con una tasa baja de complicaciones. Ya hemos hablado en el blog con anterioridad, las complicaciones son muy poco frecuentes, pero posibles.  Si bien en pocas ocasiones, podemos observar que los efectos secundarios pueden ser muy molestos para el paciente que los sufre. Veamos cuáles son los principales…

Complicaciones que afectan a la Piel

Rara vez observamos complicaciones que afectan a la piel. En menos de un 5% de las cirugías de tiroides se pueden presentar casos de: infección, hematoma o seroma (es un acúmulo de líquido en el tejido subcutáneo).

Complicaciones que afectan a la Voz

Nos referimos a las lesiones nerviosas de larga duración que afectan gravemente a la voz. Al igual que las secuelas reversibles, están ocasionadas por la manipulación durante la operación. Entre las causas que lo producen estaría: una intubación traumática, una elongación excesiva y mantenida del nervio (que rompería sus fibras internas por completo), una quemadura por el contacto con el instrumental (que licuaría las proteínas del nervio) y la sección nerviosa incidental. Esta última, de suceder, sería una complicación grave para la calidad de vida del paciente a corto-medio plazo, quedando una alteración de la voz y de la respiración en buena parte de los pacientes.

El descenso del Calcio en sangre

Hay que conocer que el complejo metabolismo del calcio de nuestro organismo depende de distintos factores y hormonas. Una de estas hormonas se produce en las glándulas paratiroides. Éstas son unas pequeñas vísceras de apenas unos milímetros que se encuentran adheridos al tiroides, cuando operamos a un paciente de un tumor en el tiroides o de una cáncer de tiroides podemos alterar la región anatómica, cauterizar, manipular esta pequeñas glándulas hasta el punto que pueden infamarse o dañarse. Cuando esto sucede dejan de producir su hormona con normalidad y se produce un descenso de los niveles de calcio en la sangre. Nuestro organismo reacciona a esta situación produciendo molestos síntomas en las extremidades tales como hormigueo o sensación de calambre.

Este descenso del calcio puede ser normal en un pequeño porcentaje de pacientes, siendo leve y temporal, si esta situación se extiende más allá de seis meses podemos considerarlo una complicación de la operación.


BANNER-CITA-VIDAL

Be Sociable, Share!
    Be Sociable, Share!

      Escribe un comentario