Blog del Dr. Sánchez Cabús


Programar visita

Blog del Dr. Sánchez Cabús

@SanchezCabus

7 noviembre, 2018

¿Cuáles son las consecuencias tras la extirpación parcial o total del páncreas? La insuficiencia pancreática

Insuficiencia pancreática

El páncreas presenta varias funciones, entre las que se encuentran: la función de control de los niveles de azúcar en sangre (función endocrina) y la función digestiva (función exocrina). La función del páncreas se reparte de forma asimétrica a lo largo de toda la glándula; así, en la cabeza del páncreas predomina la función exocrina, mientras que en la en el cuerpo y la cola predomina la función endocrina. Esto no significa necesariamente que, tras una intervención quirúrgica de extirpación de la cabeza o del cuerpo y la cola, el paciente vaya a presentar irremediablemente una insuficiencia pancreática. Sin embargo, tras la extirpación del páncreas (parcial o total), una o ambas funciones pueden verse comprometidas.

Si el deterioro de una de las funciones del páncreas alcanza cierto nivel, hablaremos de insuficiencia pancreática endocrina o exocrina. Ante la presencia de una insuficiencia pancreática, el paciente puede presentar manifestaciones clínicas que afectarán de forma importante su calidad de vida.

Insuficiencia pancreática exocrina

La insuficiencia pancreática exocrina se produce cuando la producción de los enzimas digestivos (principalmente amilasa, tripsina y lipasa) es insuficiente para que el paciente pueda llevar a cabo una correcta digestión tras una ingesta alimentaria normal. Estos enzimas tienen como finalidad el convertir las grasas, proteínas y carbohidratos de la dieta en pequeñas partículas que pueden ser absorbidas por el intestino. Un paciente con insuficiencia pancreática exocrina presenta una deficiente digestión de los alimentos dentro del intestino, circunstancia que puede provocar una sintomatología variada. Por un lado, dado que los enzimas no han podido preparar el alimento para la absorción intestinal, esta se ve muy disminuida en comparación con la situación normal. Como consecuencia, el paciente pierde peso, incluso llevando a cabo una dieta hipercalórica. Ésta pérdida de peso conduce a una desnutrición que, si es importante, puede afectar en mayor o menor medida a otros sistemas del cuerpo, e incluso al sistema inmunológico. Por otra parte,  la acumulación de alimento sin digerir en el tracto digestivo favorece el sobrecrecimiento bacteriano y la presencia de flatulencia importante. Finalmente, dado que elementos de la dieta como las grasas no se han podido absorber correctamente, el paciente presenta una diarrea característica con un alto contenido en grasa que se denomina esteatorrea. Afortunadamente, hoy en día disponemos de complejos enzimáticos para el tratamiento de la insuficiencia pancreática exocrina. Para la máxima eficacia, este tratamiento debe tomarse durante las comidas y en ocasiones deben asociarse fármacos que inhiben la producción de ácido en el estómago para evitar su degradación tras la ingesta.

Insuficiencia pancreática endocrina

En cuanto a la insuficiencia pancreática endocrina, ésta se caracteriza por la aparición de una diabetes tras la intervención quirúrgica. En función de la pérdida de tejido endocrino pancreático, el paciente puede necesitar tratamiento con antidiabéticos orales o incluso con insulina subcutánea. Además, los pacientes en los que, por distintas circunstancias, se les ha tenido que extirpar completamente el páncreas (pancreatectomía total), van a presentar un tipo especial de diabetes que se caracterizará no solamente por la ausencia total de insulina, sino también por la ausencia de otras hormonas contrarreguladoras (por ejemplo, el glucagón).  Este tipo de diabetes se caracteriza por ser de muy difícil control y especialmente por la presencia de frecuentes episodios de hipoglicemia que, si no son detectados a tiempo por el paciente y sus familiares, pueden presentar serias consecuencias.

Médicos especialistas y un correcto tratamiento, mejor calidad de vida

En ambos casos de insuficiencia pancreática, el tratamiento debe llevarse a cabo por médicos especialistas (gastroenterólogos y endocrinólogos, respectivamente), con el objetivo de reducir al máximo las consecuencias del déficit de función pancreática, que puede comportar consecuencias especialmente a largo plazo. Varios estudios han tratado la calidad de vida de los pacientes con la insuficiencia pancreática después de una extirpación quirúrgica del páncreas, concluyendo que, aunque esté seriamente afectada tras la cirugía, puede mejorar de forma significativa e incluso equipararse a la de la población general con un correcto tratamiento.

dr-santiago-sanchez-cabus

“Varios estudios han tratado la calidad de vida de los pacientes con la insuficiencia pancreática después de una extirpación quirúrgica del páncreas, concluyendo que, aunque esté seriamente afectada tras la cirugía, puede mejorar de forma significativa e incluso equipararse a la de la población general con un correcto tratamiento”

Dr. Santiago Sánchez Cabús


cita-sanchez-cabus-cirugia-del-pancreas

Be Sociable, Share!
    Be Sociable, Share!

      Escribe un comentario

      Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla