Blog del Dr. Oscar Vidal


Programar visita

Blog del Dr. Oscar Vidal

@barnaclinic

6 septiembre, 2017

¿Cómo descubrir si tenemos alteraciones en la función del tiroides?

alteraciones-en-la-funcion-del-tiroides

Muchas veces nos preguntamos si la glándula tiroides nos funciona bien. Ante esta duda, recibimos información confusa al respecto de qué es y sobre las consecuencias de sufrir alteraciones en la función del tiroides. Para los facultativos que nos dedicamos a las enfermedades del tiroides, discernir esto puede ser a veces sencillo, pero para el paciente que está en su casa y tiene molestias y síntomas poco específicos, dar el paso para visitar a su médico especialista en tiroides puede ser una decisión difícil.

Desde un punto de vista práctico, hay algunos síntomas y signos, que sin ser definitivamente diagnósticos pueden ayudar a tomar esta decisión.

Signos y síntomas de alteraciones en la función del tiroides

Variaciones del estado de ánimo

Las alteraciones hormonales provocadas por los problemas de tiroides pueden afectar el plano emocional. Si, de repente, sin justificación alguna una persona empieza a sentir angustia, tendencia a la depresión y cambios inexplicables de humor, posiblemente el cuerpo esté enviando señales de alerta de problemas del tiroides.

Dolores articulares

Cuando un paciente previamente sano comienza a notar de repente dolencias musculares, molestias articulares o en los tendones, sobre todo en las extremidades y sin haber realizado esfuerzos físicos excesivos ni deporte, podríamos pensar en que es una señal de la presencia de alteraciones en la función del tiroides.

Sexo y fertilidad

Es conocido que las alteraciones hormonales producen alteraciones menstruales e infertilidad en la mujer joven. En el caso de la hormona de tiroidea, está absolutamente demostrado. Hay que añadir además que, el hipotiroidismo, provoca una disminución de la lívido que puede llegar en algunos casos a producir una inapetencia sexual absoluta.

Fatiga y cansancio

El tiroides desempeña un papel importante en la regulación de la intensidad de actividad física. Si, a pesar de dormir 7-8 horas diarias, un paciente se siente excesivamente cansado (con respecto a la actividad que desarrolla habitualmente) o con la necesidad ineludible de dormir una siesta, es muy recomendable que se le determinen los niveles de hormona tiroidea, puesto que esto es una manifestación muy frecuente del hipotiroidismo.

Aumento o pérdida de peso

Existe una amplia controversia al respecto del papel de la glándula tiroides respecto a la regulación del peso corporal. Si bien es cierto que es la responsable de regular la actividad del metabolismo, que es el proceso mediante el cual el cuerpo quema las calorías.  Ante un aumento o disminución repentina e inexplicable de peso, resulta imprescindible determinar los niveles de hormona tiroidea, ya que su exceso o su defecto conlleva en ocasiones dicha sintomatología.

Frialdad

El tiroides forma parte del complejo metabolismo que ayuda a regular la temperatura corporal. Siendo, la hormona tiroidea una de las responsables de mantener el calor adecuado para nuestro cuerpo. Sentir de repente las manos o los pies fríos, así como el resto del cuerpo, de manera intermitente durante un período de tiempo, cuando antes no le sucedía, puede ser una indicación de que estamos sufriendo alteraciones en la función del tiroides.

Alteraciones en la piel, el cabello y las uñas

Está ampliamente estudiado que el hipotiroidismo produce alteraciones a nivel de la piel, el cabello y las uñas. En este conocimiento se basa la recomendación de acudir a su médico especialista en tiroides si usted notara la piel más reseca de lo habitual, una progresiva caída inexplicable del cabello con debilitamiento y pérdida de grosor del mismo, así como un agrietamiento en las uñas. La instauración rápida de un tratamiento adecuado evitará la cronificación de estas manifestaciones.

Estreñimiento

Cuando se produce una disminución de la actividad hormonal de la glándula tiroidea, todos los procesos corporales se ralentizan y algunos órganos tienen dificultades para cumplir adecuadamente sus funciones. Es el caso de las funciones digestivas, que pueden presentan problemas para absorber correctamente los nutrientes de los alimentos, así como dificultad para eliminar los residuos a través del tracto digestivo, produciendo un estreñimiento severo sin la evidencia de otra enfermedad asociada.

Problemas de atención

En las edades extremas de la vida, niñez o senectud pueden presentarse problemas de atención y concentración que están relacionados con alteraciones en el aprendizaje o asociados a enfermedades cardiovasculares. Pero exceptuando estos grupos de edad, resulta muy poco frecuente su aparición. A menudo, las personas con problemas tiroideos (tanto hipotiroidismo como hipertiroidismo) se quejan de no tener una buena memoria y de tener dificultades para concentrarse, incluso sufren descuidos de difícil explicación. Todo esto lo refieren de manera progresiva y de instauración en un corto periodo de tiempo. Esto puede  deberse a la disminución o exceso en la producción de hormonas tiroideas.

Problemas en el cuello

La glándula tiroides puede aumentar de tamaño hasta ser observable a simple vista. Al ocurrir esto se pueden presentar problemas como dolor de garganta, ronquera, malestar, ahogo, hinchazón en el cuello o ronquidos al acostarse.

BANNER-CITA-VIDAL

Be Sociable, Share!
    Be Sociable, Share!

      Comentarios (2)

      1. mihaelas

        En Madrid tenéis clinica???

        • barnaclínic+s

          Buenos días,

          No, lo lamento. barnaclínic+ está ubicado en Barcelona. Si desea venir y atenderse con nosotros, estaremos encantados de recibirle.

          Saludos,

          barnaclínic+

      Escribe un comentario

      Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla