Blog del Dr. Sergi Sastre


Programar visita

Blog del Dr. Sergi Sastre

@drsergisastre

12 octubre, 2015

¿Qué es una luxación de hombro?

La luxación de hombre es lo que se conoce coloquialmente cómo que “el hombro se ha salido de sito”. Se produce por un traumatismo importante sobre el mismo. Debido a la rotura de los ligamentos que estabilizan la articulación glenohumeral, la cabeza del húmero “se sale” y deja de estar en contacto con la glena. Esto produce un dolor insoportable y el paciente precisa acudir a un Centro de Urgencias para que el médico “se lo vuelva a poner en su lugar”.

Hasta 1/3 de éstas lesiones no cicatrizan bien y se convierten en recidivantes. Esto quiere decir que, ante mínimos movimientos, se reproduce la luxación, lo que provoca importantes limitaciones funcionales a los pacientes. Éste porcentaje puede aumentar hasta el 85% si hablamos de hombres, jóvenes, practicantes de deportes de contacto y de brazo dominante.

deportes_luxacion_hombro

Baloncesto, tenis, balonmano y voleibol son algunos de los deportes de brazo dominante

Me han dicho que esto se arregla con fisioterapia, ¿es verdad?

Los ligamentos lesionados en una luxación de hombro son los estabilizadores principales de la articulación. La musculatura que rodea al hombro son estabilizadores llamados secundarios. Una vez se ha convertido en recidivante, la única manera de arreglarlo al 100% es la cirugía (artroscopia de hombro), ya que se reparan los ligamentos. La tonificación de la musculatura mediante fisioterapia puede ayudar a prevenir, pero en ningún caso va a solventar el problema, ni a evitar nuevos episodios de manera segura y eficaz, ya que actuamos sobre estabilizadores secundarios.

¿Cuándo se repite es necesario operar la inestabilidad?

Una vez se han producido dos episodios, y sobretodo si el 2º ha sido con un mínimo traumatismo, podemos hablar que esa luxación será recidivante y se irá repitiendo a lo largo del tiempo. Cuántos más episodios de luxación se han producido y más tiempo de evolución lleva la lesión, nos solemos encontrar lesiones con los tejidos “más desgastados” y más lesiones asociadas, lo que conlleva más dificultad para la reparación.

Dependiendo del tipo de luxación que nos encontramos aparecen multitud de nombres: Bankart, Hill-Sachs, ALPSA, HAGL, SLAP… El especialista en artroscopia de le explicará a que corresponde cada lesión y su mejor solución.

 

Banner

 

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla