El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Clínic de Barcelona está integrado en el Centro de Diagnóstico por la Imagen Clínic (CDIC) junto con el servicio de Radiodiagnóstico. Esta unión favorece una mayor eficacia clínica en la utilización de las diferentes exploraciones de diagnóstico por la imagen.

El servicio de Medicina Nuclear dispone de toda la tecnología necesaria para llevar a cabo todas las exploraciones diagnósticas y aplicaciones terapéuticas de esta especialidad, entre las que destacan:

  • Las gammagrafías de los diferentes órganos y sistemas: ósea, renal, pulmonar, tiroidal, etc.
  • Los estudios tomográficos de SPECT i SPECT-TC para la valoración de la perfusión cerebral (detección de focos epilépticos, demencias), la neurotransmisión (enfermedad de Parkinson, demencias), la perfusión miocárdica (estudio de la cardiopatía isquémica), y la patología ósea y oncológica.
  • La detección gammagráfica del Ganglio Centinela en diferentes neoplasias como el cáncer de mama, melanoma, cáncer de vulva, de cérvix, etc.
  • Las pruebas isotópicas de laboratorio “in vivo” para la determinación de parámetros funcionales como el filtrado glomerular, flujo plasmático renal, vida media eritrocitaria, etc.
  • El tratamiento con radionúclidos de diferentes patologías como el hipertiroidismo, cáncer de tiroides, policitemia vera, etc.
  • Los estudios de Tomografía por Emisión de Positrones PET-TC, la técnica más novedosa en el ámbito de la Medicina Nuclear, utilizada principalmente para la detección de tejido tumoral en pacientes oncológicos.

Aunque todos los facultativos médicos están plenamente capacitados para llevar a cabo cualquiera de las técnicas citadas anteriormente, cada uno de ellos es experto en un área concreta en la que desarrolla no sólo su actividad asistencial sino también investigadora, lo que redunda en una mayor eficacia clínica.