Blog de Women's Health


Programar visita

Blog de Women's Health

@barnaclinic

10 mayo, 2016

¿Qué es el tratamiento hormonal sustitutivo? Verdades y mitos

tratamiento hormonal

Cuando la falta de estrógenos que acontece en las mujeres al llegar a la menopausia provoca síntomas importantes que llegan a alterar de una manera muy significativa la calidad de vida, o bien existen factores de riesgo (menopausia precoz o riesgo de osteoporosis), hay que plantear a la paciente la posibilidad de administrar las hormonas naturales que el ovario ha dejado de producir, estrógenos y progesterona. Es lo que se denomina tratamiento hormonal sustitutivo.

No existen datos suficientes para justificar el tratamiento con hormonas de manera generalizada en la postmenopausia como vino haciéndose hace años. Se insiste en la necesidad de que la indicación de este tipo de tratamiento se realice en base a una estricta valoración individual en cada caso.

Habitualmente se administran unas cantidades de estrógenos mucho menores de las que fabrica el organismo mientras la mujeres tienen la regla y por tanto ajustamos la dosis de acuerdo con las necesidades. Existen en el mercado distintas formas de preparados hormonales. Así pues, se pueden administrar por vía oral o a través de la piel en forma de parche o gel.

Dra. Magda Duran

«Numerosos estudios han demostrado la mejoría de los sofocos, alteraciones psicológicas, disminución de la líbido, sudoraciones nocturnas e insomnio. Mejora la atrofia vaginal, ciertas alteraciones urinarias y previene la osteoporosis«

Dra. Magdalena Duran

El “miedo” que a veces se percibe a utilizar este tipo de tratamiento se debe a la lectura de ciertos artículos sensacionalistas en la prensa de lo “peligrosas” que resultan las hormonas. Es importante que la mujer decida y entienda bien que iniciar el tratamiento hormonal sustitutivo tiene para ella más ventajas que inconvenientes. Si no está muy convencida, a pesar de las recomendaciones y de la información recibida, muy probablemente lo abandonará antes de tiempo.

Una de las cuestiones a la que nos enfrentamos a menudo los ginecólogos es al temor de nuestras pacientes a seguir un tratamiento hormonal para paliar sus síntomas en la menopausia ya que automáticamente lo relacionan con el cáncer de mama. Es obligado conocer perfectamente las cifras publicadas en los estudios bien diseñados sobre el aumento en la incidencia de cáncer de mama según la duración del tratamiento y valorar correctamente el perfil beneficio/riesgo. Queda claro que el riesgo aumenta con los años de tratamiento. La evidencia científica recomienda no prolongarlo mas de 5 años ,en aquella mujeres que lo inician alrededor de los 50 años. Estas cifras no se aplican en la menopausia precoz (la que sucede antes de los 40 años) ya que en estos casos es imprescindible seguir con el tratamiento hasta la edad normal de la aparición de la menopausia (50 años).

En los controles anuales hay que informar detalladamente de las nuevas evidencias y de este modo revalorar el caso para decidir de mutuo acuerdo la conducta a seguir.

cita-magda-duran

 

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla