Blog de Women's Health


Programar visita

Blog de Women's Health

@barnaclinic

24 mayo, 2016

Fitoterapia en la menopausia: Los sofocos

Con la menopausia, pueden aparecer un cortejo de síntomas que obligan a cambiar nuestros hábitos de vida y que, en ocasiones, requieren tratamientos como la fitoterapia o el tratamiento hormonal. Definimos la fitoterapia como la obtención de la salud mediante las plantas. Disponemos de un amplio conjunto de preparados que pueden ser útiles en el manejo de los síntomas leves de la menopausia. En una serie de tres posts, describiremos los que utilizamos más habitualmente. Hoy hablaremos concretamente de los sofocos. En el segundo de estados de ánimo y en el tercero y último, de obesidad, falta de apetito sexual y función cognitiva.

Con la llegada de la menopausia, hay que aprender a vivir con los cambios y buscar los aspectos positivos, que por supuesto los hay, para decidir en que vamos a convertirnos de ahora en adelante. Aumentar la autoestima mejorará notablemente la calidad de vida de la mujer que ha llegado a la menopausia.

A ninguna mujer le resulta agradable empezar a notar los típicos sofocos, sudoraciones nocturna que despiertan por la noche e impiden conciliar de nuevo el sueño, que los kilos de más cuestan el doble de eliminar y la mala pasada que nos juegan las hormonas emocionalmente. Puede aparecer el insomnio, irritabilidad, nerviosimo, llanto fácil, disminución de la líbido, sequedad vaginal,…

La fitoterapia o la utilización de productos derivados de las plantas ha sido propiciada en parte por el regreso a lo natural que se ha producido de forma general en la sociedad.  Presenta una relación beneficio-riesgo atractiva y muy aceptada por las pacientes por lo que en algunas ocasiones se considera como terapia de primera elección.

Remedios naturales para los sofocos

soja

Fitoestrógenos

Los fitoestrógenos constituyen un tema de creciente interés desde que se publicaron los primeros estudios epidemiológicos en los que se vinculaba el consumo de soja de las mujeres orientales con la ausencia de los trastornos típicos del climaterio como son los sofocos. Son compuestos naturales que forman parte de numerosos alimentos.

Las isoflavonas son una de las clases más potentes de fitoestrógenos y son casi exclusivas de las legumbres. La soja es la legumbre de consumo humano con mayor contenido en isoflavonoides. En dosis adecuadas, mejoran moderadamente el número e intensidad de las sofocaciones asociadas a la menopausia.

Hasta el momento no se han referido contraindicaciones absolutas para su administración, sin embargo y por su conocido mecanismo de acción todavía no existen datos suficientes que avalen su seguridad en mujeres diagnosticadas de un cáncer de mama.
actea

Cimicífuga racemosa

Es una planta cuyo origen reside en los bosques del este de Norteamérica. A la raiz de la planta se le han atribuído tradicionalmente numerosas cualidades médicas y utilizada por los chamanes de las tribus indias del Norte de América para paliar numerosas dolencias especialmente ginecológicas.

Los estudios disponibles sustentan, en general, efectos beneficiosos en el alivio de los síntomas vasomotores y sus mecanismos de acción conocidos hasta el momento, permiten descartar la interacción de los componentes de Cimicifuga racemosa con los receptores de estrógenos, avalando la teoría neuroendocrina que explica su efecto sobre las sofocaciones mediante una acción moduladora de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.

Por lo tanto y dada la ausencia de acción estrogénica de esta planta, podría ser utilizada con seguridad en pacientes con càncer de mama.

salvia

Salvia

La salvia es un arbusto natural del anillo Mediterraneo y se utiliza básicamente en la menopausia para paliar las sudoraciones nocturnas.

cita-magda-duran

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla