Blog del Dr. Sánchez Cabús


Programar visita

Blog del Dr. Sánchez Cabús

@SanchezCabus

11 enero, 2018

Tumor neuroendocrino de páncreas ¿Qué es?

Tumor neuroendocrino de páncreas

Una consulta relativamente frecuente es el descubrimiento, generalmente incidental, de un tumor en el páncreas en una prueba de imagen. Ante este diagnóstico, lo primero que piensa el paciente es en un cáncer de páncreas, pero, sin embargo, es clasificado por el radiólogo como un tumor neuroendocrino de páncreas. ¿De qué se trata? ¿Es maligno? ¿Hay que hacer algo?

Origen del tumor neuroendocrino de páncreas

El tumor neuroendocrino de páncreas (TNEp) forma parte de un grupo de tumores cuyo origen es distinto al cáncer de páncreas. El páncreas presenta en su interior distintos tipos de células, pero fundamentalmente podríamos dividirlas entre las células responsables de la secreción de enzimas digestivas y las células encargadas de producir distintas hormonas, entre ellas la insulina y el glucagón, que regulan los niveles de azúcar en sangre. Pues bien, cuando se forma un tumor a partir del primer grupo de células se trata generalmente del conocido cáncer de páncreas y cuando se forma un tumor a partir del segundo tipo de células hablamos de un tumor neuroendocrino de páncreas. Por tanto, el origen de cada tipo de tumor es muy distinto y las implicaciones también.

Tipos de tumor neuroendocrino del páncreas

Dado que el origen del TNEp son células con capacidad de producir hormonas, existe la posibilidad de que este tipo de tumores hagan lo mismo, es decir, produzcan hormonas. Sin embargo, la mayor parte de los casos, o bien no producen hormonas, o las producen en poca cantidad y no provocan ningún cuadro clínico al paciente. No obstante, determinados tipos de tumor neuroendocrino de páncreas se asocian a un cuadro clínico secundario debido a la excesiva producción de hormonas. Los primeros se llaman TNEp no funcionantes mientras que los segundos son TNEp funcionantes.

¿Son tumores malignos o benignos?

Ante la pregunta de si se trata de lesiones malignas o benignas, los TNEp cubren un espectro que va desde lesiones completamente benignas en las que no es necesario hacer nada, hasta lesiones extremadamente agresivas con comportamiento biológico parecido al de un tumor de páncreas. Es fundamental que el médico especialista en patología pancreática solicite las pruebas necesarias para poder esclarecer el tipo de tumor que se trata y como consecuencia realizar el mejor tratamiento.

¿Cuándo hay que operar un TNEp?

Como norma general, es necesario intervenir quirúrgicamente a los pacientes con tumor neuroendocrino del páncreas funcionantes. Los TNEps funcionantes producen una sintomatología que, en ocasiones, tiene un impacto muy evidente en la calidad de vida y porque –a excepción del insulinomasuelen ser lesiones malignas. En el caso de los TNEp no funcionantes, existe un consenso generalizado en que es necesario extirpar aquellas lesiones superiores a los 2 cm de diámetro, puesto que se trata de lesiones con mayor capacidad de presentar metástasis en los ganglios linfáticos. Y por supuesto, es imprescindible que estas intervenciones se lleven a cabo en el marco de un centro con experiencia en el tratamiento de dichas lesiones.

 


cita-sanchez-cabus

Be Sociable, Share!
    Be Sociable, Share!

      Escribe un comentario