Blog del Dr. Sánchez Cabús


Programar visita

Blog del Dr. Sánchez Cabús

17 abril, 2018

La cirugía del páncreas ¿es siempre agresiva o existen excepciones?

cirugia-del-pancreas-agresiva

La cirugía del páncreas siempre ha tenido la fama de ser de una gran agresividad, en la gran mayoría de los casos como consecuencia del cáncer de páncreas. Ante la perspectiva de tener que someterse a una cirugía pancreática, los pacientes están inquietos por las posibles consecuencias de la misma, tanto a corto plazo (problemas en el periodo postoperatorio temprano) como a largo plazo (problemas relacionados con la pérdida de la función normal del páncreas).

Cirugía del páncreas por cáncer, un procedimiento agresivo

En efecto, el procedimiento quirúrgico que debe hacerse ante un caso de cáncer de páncreas es agresivo y asocia una nada despreciable mortalidad perioperatoria (alrededor del 5% en varias series publicadas y complicaciones postoperatorias que rondan en muchos casos el 50%). Además, la pérdida de función digestiva del páncreas tras la cirugía comporta desnutrición e infiltración grasa del hígado. Por lo que, con frecuencia, los pacientes necesitan suplementos enzimáticos y la presencia de una diabetes puede comportar problemas a largo plazo. Esto es así porque en la cirugía del páncreas se extirpa una cantidad importante de tejido pancreático (alrededor del 50%), así como otras estructuras, en el caso de la cabeza del páncreas con la finalidad de extirpar completamente el tumor.

dr-santiago-sanchez-cabus

“En la cirugía del páncreas (para tratar un cáncer) se extirpa una cantidad importante de tejido pancreático, alrededor del 50%”

Dr. Santiago Sánchez Cabús

La cirugía del páncreas ‘menos agresiva’

Sin embargo, hay pacientes con patología pancreática que no es maligna (o con un comportamiento incierto) que pueden ser tratados de forma satisfactoria sin tener que sacrificar una gran cantidad de tejido pancreático. Este tipo de intervenciones ahorradoras de tejido pancreático consiguen salvar la mayor parte del tejido no tumoral y, por lo tanto, la pérdida de función pancreática después de la cirugía es mínima. La mayor parte de estas intervenciones son la enucleación, la pancreatectomía central y la uncinectomía. Deben reservarse para enfermedades benignas o con un bajo potencial maligno. Pero, por su complejidad, deben realizarse en centros con experiencia y debe llevarlas a cabo un profesional experimentado en este tipo de intervenciones. Salvo la enucleación (que a veces también puede ser compleja por su localización), las otras técnicas tienen una complejidad técnica similar o incluso superior a otras técnicas quirúrgicas. Además, su beneficio es fundamentalmente a largo plazo, pues en el periodo postoperatorio presentan complicaciones con frecuencia, aunque suelen ser de poca importancia.

dr-santiago-sanchez-cabus“Hay pacientes con patologías pancreáticas ‘no malignas’ que pueden ser tratados sin tener que sacrificar una gran cantidad de tejido pancreático. En estos casos la pérdida de función pancreática tras la cirugía será mínima”

Dr. Santiago Sánchez Cabús

¿Cuándo vale la pena realizar una cirugía del páncreas ‘ahorradora’?

Por ese motivo, y dadas las consecuencias a largo plazo de la pérdida de función pancreática, es fundamental, en los casos que lo requieran, poder realizar una cirugía pancreática ahorradora con los consecuentes beneficios. E, insistimos, se trata de procedimientos de alta complejidad que deben realizarse únicamente en centros con experiencia y por un cirujano experto.


cita-sanchez-cabus-cirugia-del-pancreas

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla