Blog de Women's Health


Programar visita

Blog de Women's Health

@barnaclinic

16 febrero, 2017

Posibles motivos de prurito vulvar y flujo vaginal

prurito vulvar

Siempre que una paciente nos refiere que presenta picazón (prurito) a nivel de los genitales externos y que se acompaña de aumento en el flujo vaginal, hay que sospechar en primer lugar que se trata de una infección. Sin embargo, no es el único motivo, en este post explicaremos los motivos del picor vaginal por infección, pero también otras causas de prurito vulvar de causa NO infecciosa.

El hecho de tener cierta cantidad de flujo vaginal es normal, especialmente si se está en edad fértil. Las glándulas del cuello uterino producen un moco transparente, sin embargo…

“Un flujo vaginal que súbitamente cambia de color, olor, consistencia, aumenta o disminuye significativamente en cantidad, puede ser indicio de infección

Ya comenté en el tema de infecciones vaginales los siguientes datos:

“Las infecciones del tracto urogenital son un motivo frecuente de consulta en atención primaria y representan entre el 15 y el 20% de todas las consultas ginecológicas

El problema, desde el punto de vista clínico, son las recidivas. Es relativamente frecuente que acudan pacientes a mi consulta de ginecología refiriendo episodios repetidos de prurito vulvar, acompañado de flujo abundante y dolor al orinar, que las han obligado a acudir en varias ocasiones de Urgencias, siendo tratadas con múltiples fármacos sin notar mejoría.

“Las pacientes con frecuentes episodios de prurito vulvar, flujo abundante y dolor al orinar, se describen “desesperadas” con este tema. Por las molestias que les ocasionan y la dispareunia (dolor en el coito), que deteriora su relación de pareja”

Es muy importante llegar a un diagnóstico antes de prescribir un tratamiento para el prurito vulvar

Además de la exploración, que en muchas ocasiones y por el enrojecimiento vulvar, típico en las infecciones por cándida o por las características del flujo – que ya comentamos en el post de infecciones vaginales – lo ideal sería realizar un “examen en fresco”. Se trata de una prueba sencilla e indolora que nos permite tener el diagnostico en la misma consulta. Consiste en recoger un poco de secreción vaginal con una espátula, añadir unas gotas de suero fisiológico o hidróxido de potasio y extenderlo en un cristal adecuado para mirar la muestra al microscopio. Hecho el diagnóstico, ya podemos aplicar el tratamiento adecuado. En algunas ocasiones será conveniente realizar un cultivo de la secreción vaginal.

Otras causas de prurito vulvar:

Los síntomas son similares, siendo los más frecuentes el picor, escozor, dolor al orinar por contacto y, raramente, el aumento de la secreción vaginal. En ocasiones vemos unos cambios en el color y aspecto de la piel de la vulva, acompañados de lesiones producidas por rascado. A menudo es debido a un lavado deficiente de la zona (por defecto o por exceso), por el uso de productos higiénicos no adecuados o protectores sanitarios utilizados de manera continua.

El liquen escleroso y las dermatitis (enfermedades inflamatorias crónicas de la piel) por eczemas, seborreica y psoriasis, cursan tambien con prurito y quemazón. En el caso del liquen escleroso, cuando ya se encuentra en fases avanzadas, las pacientes manifiestan dolor en el coito (dispareunia).

En la menopausia, con la disminución de estrógenos existe una menor vascularización de la vagina y menor secreción de flujo.

La sequedad vaginal, también conocida como vaginitis atrófica (actualmente se ha sustituido el término de atrofia vaginal por el de síndrome genito-urinario) es una condición muy frecuente en las mujeres cuando llegan a la menopausia.

Algunos de los síntomas de la sequedad vaginal son: el dolor e incluso sangrado en las relaciones sexuales, sensación de quemazón, picor vaginal o flujo vaginal anormal. El pH vaginal es alcalino, siendo este medio facilmente contaminable tanto por Gardnerella vaginalisTrichomonas o Cándida.

– Causas de sequedad vaginal:

El estrógeno facilita que la vagina esté húmeda y mantiene el grosor de la mucosa vaginal (capa de células que recubre la vagina). Sin embargo, la sequedad vaginal, no es exclusiva de las mujeres al llegar a la menopausia, cuando los ovarios dejan de producir estrógenos. Hay algunos fármacos, como el tamoxifeno, que utilizamos como terapia complementaria en el tratamiento del cáncer de mama; los anticonceptivos orales de baja dosis; algunos antidepresivos; tras tratamientos de quimioterapia o radioterapia; despues de la extirpación quirúrgica de los ovarios (menopausia quirúrgica) o tras el parto, sobre todo coincidiendo con la lactancia materna (atrofia de la lactancia).


Comentarios (3)

  1. Beas

    Hola , llevo 6 meses con picores, sequedad, irritación vaginal, tengo 19 años y de verdad que esto me está agobiando muchísimo. Desde que nací tengo dermatitis atópica pero nunca me había afectado a la vagina. Desde hace tres años tomó pastillas anticonceptivas bajo control de mi médico y tengo pareja desde el mismo tiempo. Cuando me empezó a ocurrir no pensé que fuese a durar tanto tiempo porque coincidió con una etapa en la que estuve tomando antibióticos, mi médico creyó que podía ser de eso y sólo me recetó una pomada en forma de ovulos. Pero el dolor no cedió, sobre todo cuando mantengo relaciones es muy desalentador. He procurado usar ropa 100% algodón, antes siempre usaba tampones, ahora sólo compresas, tenía más deseo sexual que ahora, si me pica mucho me hago un baño con manzanilla para calmar la zona y aplicó vaselina pura, porque si no se me acaban pegando los labios superiores. Soy de Andalucía y sólo escribo por que no sé que más hacer o a quien contárselo. Gracias

    • Dra. Magda Durans

      Buenos días,

      Sabemos que una de las causas de la sequedad vaginal en mujeres jóvenes, causando además irritación y prurito (picor), puede ser el tratamiento con anticonceptivos hormonales orales de baja dosis. Sin embargo, el prurito en la vulva puede ser debido a múltiples causas y, por este motivo, hay que llegar a un buen diagnóstico tras una detallada anamnesis (historia clínica) y una exploración física. Se debe descartar un proceso infeccioso, un proceso dermatológico u otras causas. Por este motivo te recomendaría una visita presencial con un profesional especializado en este tipo de afecciones.

      Espero haberte sido de ayuda.
      Saludos,

      Dra. Magda Duran

  2. rosas

    ¿que sabe de la vaginosis citolítica?

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla