Blog barnaclínic


29 marzo, 2018

Sistema D-Trax, la mejor opción de tratamiento para la descompresión y fijación cervical

d-trax cirugia

D-Trax es un sistema mínimamente invasivo de fijación cervical posterior, indicado para el tratamiento de la inestabilidad y el pinzamiento cervical con dolor. Se trata de una minicaja, de colocación percutánea, que fija y separa el espacio que articula las vertebras en su zona posterior. Con ello se produce un efecto estabilizador y descompresivo en la columna cervical que presenta este problema. Existen numerosos estudios reciente publicados en revistas internacionales que avalan el uso de esta técnica con alta evidencia científica. El Dr. Josep González, experto en cirugía del raquís, cuenta con experiencia en esta técnica con excelentes resultados.

Indicaciones del sistema D-Trax

El sistema D-Trax permite, mediante cirugía de baja invasividad y ambulatoria, dar estabilidad a la columna cervical y descomprimir aquellas zonas en que se ha producido un pinzamiento. Con ello se pretende controlar el dolor cervical y su posible irradiación hacia uno o ambos brazos

Las principales indicaciones del sistema D-Trax son:

“D-Trax es un sistema mínimamente invasivo de fijación cervical posterior, ideal para casos de inestabilidad cervical dolorosa, dolor por pinzamiento del nervio cervical y para corregir cirugías de fijación fallidas”

Dr. Josep González

Todas estas indicaciones se deben corroborar con las pruebas diagnósticas y la historia clínica del paciente. Se recomienda el uso de D-trax en estas situaciones clínicas siempre que no haya habido respuesta al tratamiento médico convencional durante un periodo mínimo de seis semanas.

¿Cómo funciona el D-Trax?

D-Trax es un sistema que se inserta de forma percutánea, es decir, no es necesario llevar a cabo una cirugía abierta con manipulación extensa de tejidos para su colocación. Su función es fijadora y descompresora. Por su tamaño y lugar de colocación, D-Trax permite bloquear la articulación de forma primaria (nada más colocarlo) y secundaria (con la calcificación producida al cabo de meses). Por otra parte su grosor permite distraer la articulación con la consecuente descompresión indirecta de los orificios de salida de los nervios cervicales que se dirigen hacia los brazos.

Se trata de una caja de titanio de tamaño ajustado a la articulación cervical posterior (aprox. 10x6x3mm) que se coloca en el nivel o niveles afectos a través de cánulas de inserción percutánea.

¿Cómo es el procedimiento para su instalación?

d-trax rayos X

El paciente se somete a anestesia general y se coloca boca abajo sobre la mesa operatoria. Mediante rayos X se localiza el nivel de colocación. Se hacen una incisión vertical de unos 10 mm a través de la cual se introduce el sistema de localización y apertura de las articulaciones cervicales posteriores. Una vez insertada la guía de colocación dentro de la articulación a tratar, se rasca la superficie para favorecer la fusión y se procede a colocar la caja D-Trax en ese espacio. El procedimiento se repite en el lado contrario (siempre se colocan cajas a ambos lados del nivel afecto) y si es necesario en otros niveles. Se pueden tratar las articulaciones desde C3 a C7, ambas vertebras incluidas.

Una vez finalizada la colocación de las cajas y comprobada la correcta colocación radiológica final, se procede a cerrar las incisiones con puntos y grapas.

El procedimiento tiene una duración media de entre 30 y 45 minutos por nivel (bilateral) y el paciente, una vez recuperado de la anestesia (1-2h), se traslada a planta para ser dado de alta entre 6 y 12h.

“La intervención para la instalación del D-Trax dura entre 30 y 45 minutos por nivel y el paciente es dado de alta entre las 6 y 12h después”

Dr. Josep González

¿Qué beneficios ofrece el D-Trax respecto a la cirugía cervical abierta?

D-Trax supone una alternativa a la cirugía cervical abierta tanto posterior como anterior. Su objetivo es promover la fijación y descompresión de la columna cervical en casos en los que ha fracasado en tratamiento conservador. Como novedad, D-Trax aporta la mínima invasividad que conlleva el procedimiento percutáneo. Supone disminuir la disrupción de tejidos y por lo tanto reduce al máximo el periodo de recuperación postoperatorio. La menor manipulación del tejido muscular, además de reducir el dolor postoperatorio, consigue mantener mejor la biomecánica cervical por lo que, el paciente, con un buen tratamiento rehabilitador, recuperará mucho mejor su función cervical normal.

Además, como técnica poco invasiva se asocia con un menor índice de complicaciones que las técnicas abiertas. Las complicaciones a considerar de esta técnica son la infección y la falta de fusión, con tasas inferiores al 0.01%.

“El D-Trax es un tratamiento mínimamente invasivo que reduce el tiempo de recuperación, el dolor, y las complicaciones postoperatorias y mejora la biomecánica cervical, favoreciendo así su recuperación funcional”

Dr. Josep González

¿Cómo es el postoperatorio?

d-trax postoperatorioTras la cirugía D-Trax, se precisa un ingreso de 6-12h. Una vez en casa, con analgesia convencional, se recomienda el paciente 5-7 días de convalescencia con actividad moderada. Tras la primera semana del tratamiento se iniciará, previo control radiológico, una rehabilitación específica para acondicionar la musculatura cervical e iniciar una rutina de recuperación funcional progresiva y mantenida que permitirá, no solo consolidar el tratamiento, sino mejorar las condiciones fisiológicas espinales.

 

ESTUDIOS CIENTÍFICOS PUBLICADOS EN REVISTAS INTERNACIONALES QUE AVALAN ESTA TÉCNICA
CITA-JOSEP-GONZALEZ
Be Sociable, Share!

    Escribe un comentario

    Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla