Patología médica de la retina

La patología médica de la retina engloba diferentes entidades de origen vascular, degenerativo, idiopático o inflamatorio. Para el estudio diagnóstico y evaluación de este tipo de patología se dispone en la actualidad de nuevos sistemas de imagen cada vez más precisos como la tomografía de coherencia óptica ó los sistemas de visualización de la retina panorámicos de campo amplio.

Patologías de origen vascular

Entre las de origen vascular las más frecuentes son la retinopatía diabética y las oclusiones vasculares de la retina principalmente las de tipo trombótico que afectan a las venas. En este tipo de patologías el tratamiento suele combinar la fotocoagulación con láser y las terapias intravítreas mediante inyecciones intraoculares. Por otra parte, debe incidirse sobre los factores de riesgo modificables como son: la hiperglicemia, la hipercolesterolemia o la hipertensión arterial.

Patologías degenerativas

Con respecto a la patología degenerativa, las más frecuentes son: la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) y las distrofias de la retina. La DMAE afecta de pacientes a partir de los 60-65 años y requiere la evaluación y tratamiento en centros especializados. Se disponen cada vez de nuevos fármacos que han mejorado el pronóstico de la enfermedad especialmente si se diagnósticas de forma precoz. La distrofias de la retina son enfermedades de base genética con diferentes patrones de herencia que producen pérdida progresiva de la agudeza visual. Entre ellas, las más frecuentes son la retinosis pigmentaria y la enfermedad de Stargardt

Patologías de origen desconocido o idiopático

Entre las enfermedades de la retina de origen desconocido o idiopático la más frecuente es la coroidopatía serosa central. Esta enfermedad se localiza en la mácula y se produce por una alteración en una capa de la retina que se denomina epitelio pigmentario de la retina (EPR). El EPR tiene una función de barrera que pierde por causas no del todo comprobadas, pero que parece ser que se deben al incremento de una hormona denominada cortisol. El incremento de cortisol, que se produce en situaciones como por ejemplo el estrés, induciría un aumento de la permeabilidad y un "encharcamiento" de la retina por paso de fluido desde el epitelio pigmentario de la retina. Por lo general, la enfermedad es autolimitada y el fluido se reabsorbe de forma espontánea, pero en ocasiones si la agudeza visual no se recupera y el fluido persiste, en estos casos, se recomienda el tratamiento con láser sobre los puntos de fuga en el EPR. 

Patología quirúrgica de la retina

La patología quirúrgica de la retina comprende diferentes patologías entre las que destaca el desprendimiento de retina y diferentes afecciones de la mácula, la zona central de la retina. Las técnicas quirúrgicas de la retina, y especialmente la cirugía de vitrectomía, han avanzado de forma significativa en los últimos años.

Desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina es una enfermedad ocular que se produce por la separación de la retina a causa de una rotura o roturas. Debido a esta separación se acumula líquido entre la retina y las otras capas del globo ocular, lo que produce la alteración de las células responsables de la visión a este nivel: los fotorreceptores. Es por lo tanto una enfermedad que requiere un tratamiento quirúrgico lo más rápido posible para evitar una pérdida importante de visiónEl tratamiento del desprendimiento de retina es quirúrgico, y existen varias técnicas que deberán ser valoradas por el cirujano e informadas al paciente en función del caso. La cirugía se realiza en la mayoría de los casos con anestesia local y de forma ambulatoria.

Afectaciones de la mácula

Entre las afectaciones de la mácula las más frecuentes son la membrana epirretiniana macular y el agujero macular. La membrana epirretiniana consiste en un tejido cicatricial que crece sobre la retina y que distorsiona la visión. La extracción de este fino tejido mejora en la mayoría de los casos la distorsión de la visión.

La Unidad de Oftalmología de barnaclínic+ le ofrece la posibilidad de concertar una cita con nuestro centro a través de internet. Una vez hecha su petición, nos pondremos en contacto con usted, intentando respetar al máximo sus preferencias.

PIDA CITA

Cómo llegar