Blog de urología


Programar visita

Blog de urología

@barnaclinic

29 agosto, 2018

¿Cómo se obtiene un riñón para un trasplante de donante vivo?

Extracción de riñón

Hace unos días, explicamos qué es el trasplante renal, cómo se realiza, sus tipos y fases. En el post de hoy, presentamos el proceso de obtención de un riñón para trasplante cuando este llega de un donante vivo: las pruebas a las que se somete al donante, cómo elegir el órgano y en qué consiste la cirugía de extracción del riñón.

¿Qué pruebas debe hacer el donante?

Para poder ser donante de riñón en vida deben realizarse una serie de pruebas, que incluyen: un chequeo médico, analítica completa con serologías y determinación del grupo sanguíneo, en función de la edad será necesario realizar otras exploraciones  y la realización de un angioTAC para el estudio anatómico de los riñones.

¿Cómo se elige el riñón a extraer?

En igualdad de condiciones, se prefiere la extracción del riñón izquierdo porque permite obtener una vena más larga, lo que facilita la cirugía del trasplante. Así mismo, se prefiere un órgano con vasos únicos. En aquellos casos en que haya alguna anomalía renal, siempre se extrae el peor riñón. El hecho de presentar vasos múltiples o tener que sacar el riñón derecho no representa ninguna contraindicación para la donación.

¿En qué consiste la cirugía de extracción del riñón del donante?

La técnica quirúrgica más utilizada para la obtención renal es la laparoscopia. Dicha técnica se realiza con la introducción de los instrumentos a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal, por la que se introducen unos trocares (tubos de plástico) a través de los cuales se podrá introducir los instrumentos. Una vez realizada la disección del riñón, se pondrán unos clips en la arteria y la vena renal, para su posterior sección. Rápidamente, se extraerá el órgano para limpiar-lo de la sangre del donante, mediante la introducción de un líquido a través de la arteria renal.

La extracción del riñón puede ser a través de una incisión a nivel del ombligo o del bajo vientre o, en el caso de las mujeres, a través de una incisión en la cúpula vaginal. Una vez finalizado este procedimiento, se preparará el riñón para ser inmediatamente implantado.


Be Sociable, Share!
    Be Sociable, Share!

      Escribe un comentario

      Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla