Blog de urología


Programar visita

Blog de urología

@barnaclinic

21 agosto, 2018

Trasplante renal: Qué es, tipos y fases

trasplante renal

El trasplante renal es un tratamiento quirúrgico en el que se implanta un riñón sano, obtenido de un donante vivo o donante fallecido, a un paciente con enfermedad renal crónica terminal, para reemplazar las funciones realizadas por el riñón dañado y así evitar la realización de diálisis.

Anatomía y función de los riñones

Los riñones son unos órganos que tienen forma de judía y miden unos 12 centímetros de largo, se hallan a ambos lados de la columna vertebral, en la llamada fosa lumbar, en posición retroperitoneal y protegidos por las costillas.  La función de estos órganos es la de depurar la sangre y mantener el equilibrio hidro-electrólitico. Además, se encargan de la síntesis de hormonas como la eritropoyetina.

Tipos de trasplante renal

Podemos clasificar al trasplante renal en función del tipo de donante (vivo o fallecido).

En el trasplante renal de donante vivo, el donante suele ser un familiar del paciente que desea donar un riñón. Este tipo de trasplante presenta numerosas ventajas ya que se realiza con une preparación previa tanto del donante como el receptor y se programa la cirugía de forma electiva, que permite minimizar los riesgos. Además, se puede llevar a cabo en pacientes en pre-diálisis, consiguiendo mejores resultados.

Como su nombre indica, en el trasplante renal de donante fallecido, el donante se encuentra sin vida. Existen diferentes tipos de donante fallecido: el de muerte encefálica y el de muerte por parada cardíaca. En este caso se trata de una cirugía no programada. Generalmente los pacientes en lista para trasplante renal deben realizar diálisis, la duración del tratamiento substitutivo dependerá de las características del paciente: el grupo sanguíneo y la edad. El paciente deberá esperar para el trasplante a que llegue el riñón más adecuado en una lista de espera.

Fases del trasplante renal

Antes del trasplante

Todo candidato a trasplante renal deberá ser visitado por los médicos del equipo de trasplante: nefrólogourólogo, coordinador de trasplante y anestesista. Deberá realizar una serie de pruebas para confirmar la viabilidad de la cirugía y su compatibilidad.

El día del trasplante

Si se trata de un trasplante de donante vivo, la cirugía es programada. En este caso, el paciente ingresará el día antes de la misma.

Tanto el donante como el receptor irán a quirófano de forma simultánea y se realizará la intervención en quirófanos contiguos.

En el caso del trasplante renal de donante fallecido, tras la obtención de un potencial órgano se cotejará con los pacientes en la lista de espera y se seleccionará al paciente más adecuado en función de la misma.  El médico de guardia llamará al paciente candidato que deberá acudir al hospital en el menor tiempo posible para poder realizar la prueba de compatibilidad (crosmatch) y proceder posteriormente a la intervención.


TÉCNICA QUIRÚRGICA DEL TRASPLANTE DE RINÓN

Durante la cirugía, el cirujano coloca el nuevo riñón en la parte inferior del abdomen (generalmente en el lado derecho), a través de una incisión en forma de palo de golf. Posteriormente, conecta la arteria y la vena del riñón a los vasos ilíacos (vasos que llevan y recogen la sangre de las piernas) del receptor. A continuación, se realiza la conexión del uréter (conducto que lleva la orina) a la vejiga urinaria.

Frecuentemente el riñón produce orina de manera inmediata, pero en ocasiones puede necesitar de algunas semanas para empezar a funcionar, e incluso puede que se necesiten de algunas sesiones de diálisis.


Después del trasplante

Esta fase, que engloba el post-operatorio, la recuperación y el seguimiento, la abordaremos en otro post más adelante.


Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla