← Otras noticias

El Clínic de Barcelona participa en un ensayo clínico para probar el marcapasos más pequeño del mundo

18 de marzo de 2014

El equipo del Dr. Lluis Mont, jefe de Arrítmias de barnaclínic+ i del Hospital Clínic de Barcelona, junto con el Dr. Josep Brugada, jefe de la Unidad de Cardiología Deportiva barnaclínic+, y director médico del Clínic, han implantado el dispositivo Micra a tres pacientes candidatos que sufrían bradicardia, una condición caracterizada por un ritmo cardiaco lento (menos de 60 latidos por minuto) o irregular. Las intervenciones se realizaron el pasado mes de febrero y los tres pacientes presentan una evolución favorable hasta el momento, sin ninguna complicación en la operación ni postoperatoria. Según el Dr. Mont, “gracias a la facilidad del implante a través de la vena femoral y a la ausencia de cables, se evita la posibilidad de heridas y disminuye notablemente el riesgo de infecciones y de disfunción de los electrodos, un problema común en los marcapasos estándar”. Otra de las ventajas del nuevo dispositivo es la gestión de los circuitos quirúrgicos, ya que “existe la posibilidad de colocarlo en las áreas de hemodinámica de los centros hospitalarios, con un servicio permanente de 24 horas que no requieren la programación de los servicios de quirófano de una cirugía convencional”, señala el jefe de Arritmias de barnaclínic+.

Micra aporta mayor estabilidad y reduce el riesgo de daño tisular

Con una décima del tamaño del marcapasos actual, Micra se coloca directamente en el corazón mediante un catéter insertado a través de la vena femoral. Una vez colocado, el marcapasos queda enganchado a la pared del ventrículo derecho y puede recolocarse si es necesario. Gracias a su reducido tamaño y al sistema de fijación a través de cuatro patas flexibles permite una mayor estabilidad y evita el daño del tejido cardíaco. Este dispositivo no requiere el uso de cables que conecten el marcapasos con el corazón. Micra manda impulsos eléctricos a través de un electrodo que está colocado en el propio dispositivo. En contraste con el procedimiento actual de implante del marcapasos, Micra no requiere de incisiones quirúrgicas en el pecho ni la creación de ningún “bolsillo” debajo de la piel. Esta novedad elimina las posibles complicaciones derivadas del implante y elimina cualquier signo visible del dispositivo.

“Micra es un ejemplo de la importante inversión que hemos hecho en tecnología punta, más concretamente, en la miniaturización de los dispositivos cardiacos”, dice Pat Mackin, presidente de CRDM y vicepresidente de Medtronic. “Los dispositivos más pequeños y los nuevos procedimientos menos invasivos son una muestra del fuerte compromiso en mejorar la salud del paciente y ganar eficiencia en los procedimientos. A través del estudio clínico global del Micra estamos intentando generar una evidencia fuerte de los beneficios que esta tecnología supone para pacientes y clínicos de todo el mundo”.

Profesionales:
Josep Brugada Terradellas, Lluís Mont Girbau
Especialidades:
Arritmias, Cardiología, Cardiología deportiva