← Otras noticias

Nueva técnica mínimamente invasiva para el tratamiento de las varices

Viernes, 14 de Enero de 2011

Se trata de un procedimiento totalmente eco-asistido consistente en la introducción de un catéter en el interior de la vena, cuyo extremo emite una fuente de energía en forma de calor que provoca la inmediata retracción de la variz y posterior fibrosis del vaso. Entre las múltiples ventajas del procedimiento destacan: realización bajo anestesia local y en régimen ambulatorio, indoloro, no requiere abordaje quirúrgico inguinal evitando cicatrices y los frecuentes hematomas del muslo. Además, permite la reincorporación inmediata del paciente a sus actividades cotidianas. Otra ventaja añadida sobre la cirugía convencional es la preservación del drenaje fisiológico de las venas inguinales y por tanto la reducción de la formación de neovasos.

Profesionales:
César García Madrid
Especialidades:
Angiología y cirugía vascular