← Otras noticias

Los hospitales Clínic de Barcelona y General de Massachussets extraen un cáncer de recto a través del ano

Viernes, 11 de Diciembre de 2009

Operar sin dejar cicatrices ha pasado de ser una quimera a convertirse en una realidad. Así lo demuestran los recientes hitos conseguidos en cirugía gracias al NOTES (Natural Orifice Transluminal Endoscopy Surgery), un innovador abordaje quirúrgico que permite operar a partir de orificios naturales del cuerpo. El resultado son todo ventajas para el paciente: ausencia de cicatrices, menor estancia en el hospital y una mejor recuperación. En la actualidad, este tipo de cirugía mínimamente invasiva está en pleno proceso de investigación y desarrollo. La boca y la vagina han sido las vías más utilizadas hasta el momento; sin embargo, la vía transrectal (a través del ano) ha sido la menos explorada.

La paciente, una mujer de 76 años de edad diagnosticada de un tumor maligno en el recto, fue dada de alta el pasado 14 de noviembre -tan sólo cinco días después de la intervención-; y se fue a casa sin ninguna complicación y con una recuperación postoperatoria excelente. Durante la operación, todos los instrumentos quirúrgicos se introdujeron a través del ano para evitar incisiones abdominales dolorosas. Esta nueva técnica ha sido desarrollada para alcanzar mejores resultados que la cirugía laparoscópica, técnica mínimamente invasiva que garantiza numerosas ventajas: disminución de dolor, menor estancia hospitalaria y mejores resultados oncológicos. Gracias al trabajo conjunto de este equipo internacional de expertos, la cirugía ha dado un paso más y hoy permite operar con éxito un cáncer de recto sin dejar cicatrices, a diferencia de la citada laparoscopia, cuyas cicatrices se reducen a 4 ó 5 mínimas incisiones.

Transanal Endoscopic Microsurgery (TEM), una técnica con grandes ventajas

Utilizar la vía transanal presenta grandes ventajas. Una de ellas y muy importante es la posibilidad de utilizarla en ambos sexos (a diferencia de la vía transvaginal (a través de la vagina), que queda reducida al 50% de la población). Otra es la posibilidad de apertura y cierre del colon o recto con visión directa. Esto se ha conseguido gracias a la utilización de técnicas que se han desarrollado para el tratamiento local de lesiones en el recto, como es el Transanal Endoscopic Microsurgery (TEM).

La técnica TEM consiste en la realización de una endoscopia a través del recto, por donde se introduce un proctoscopio especial conectado a un sistema de insuflación de CO2 que dilata las paredes del recto. De esta forma se crea un espacio de trabajo que permite introducir los instrumentos necesarios para seccionar y disecar el recto afectado por el tumor. Esta vía nos permite la disección del recto y del tejido que lo rodea hasta alcanzar la cavidad abdominal, lo que ha sido primicia a nivel mundial.

La importancia de la colaboración internacional entre hospitales

El hito que hoy se presenta simultáneamente en el Clínic de Barcelona y en Massachussets ha sido posible gracias a la experiencia de los equipos de cirujanos de Barcelona y Boston, ambos especializados en abordajes quirúrgicos mínimamente invasivos para el tratamiento de enfermedades del colon y recto. El Dr. Lacy ha desempeñado un papel fundamental en la consolidación de la cirugía laparoscópica, realizada a través de pequeñas incisiones en el abdomen para el tratamiento del cáncer de colon y recto. Por su parte, la Dra. Sylla trabaja desde 2007 en el desarrollo de técnicas para la cirugía colorrectal con el Dr. David Rattner, profesor de Cirugía en el Hospital General de Massachusetts y la Escuela Médica de Harvard, especialista en NOTES y co-fundador de NOSCAR (Natural Orifice Surgery Consortium for Assessment and Research).

Así, tras demostrar que la técnica TEM es segura y eficaz en cerdos, ambos equipos estudiaron la técnica en cadáveres humanos. A diferencia de otros procedimientos NOTES, que requieren la realización de incisiones para acceder a la zona quirúrgica, el enfoque transanal es el único en el que el tejido perforado para acceder al área de la enfermedad forma parte del órgano que en última instancia será eliminado. El futuro de esta nueva técnica es su aplicación para el tratamiento de otras enfermedades del colon y recto.

El Dr. Lacy afirma: “Estamos convencidos de que este tipo de cirugía añadirá ventajas a las ya demostradas de la cirugía laparoscópica puesto que, al disminuir la agresión quirúrgica por una eliminación de las incisiones del abdomen, más rápida será la recuperación y menores las complicaciones postoperatorias”.

La Dra. Sylla afirma: “Basándonos en este primer caso, en un futuro seremos capaces de ofrecer este tipo de procedimiento a más pacientes con cáncer colorectal, diverticulitis y otras enfermedades del colon y recto”.

Profesionales:
Antonio M Lacy Fortuny