Blog de oftalmología


Programar visita

Blog de oftalmología

@barnaclinic

11 julio, 2019

Tratamiento médico del glaucoma: Fármacos para bajar la presión intraocular

Tratamiento médico del glaucoma o bajar la presión intraocular con colirios para el glaucoma

El tratamiento médico del glaucoma consiste, básicamente, en colirios o gotas oculares. Estos medicamentos para el glaucoma vienen instilados en el ojo, por el paciente, una, dos o tres veces al día. Dichos colirios hacen bajar la presión intraocular de manera efectiva. El rango de efectividad varía: desde un 30-34% de descenso tensional, los más eficaces; hasta un 15-20%, los menos potentes. Sin embargo, dichos colirios para el glaucoma no están exentos de efectos secundarios, tanto oculares como sistémicos. Por este motivo, es imperativo informar al paciente de las posibles alteraciones asociadas y preguntar por los antecedentes patológicos que puedan contraindicar su uso.

TE PUEDE INTERESAR…

– Toda la información sobre EL GLAUCOMA

¿En qué consiste el tratamiento médico del glaucoma? ¿Cómo bajar la presión intraocular con fármacos?

Por lo general, el tratamiento médico del glaucoma se inicia con la prescripción de un colirio. Si éste no es suficiente, se pueden ir adicionando otras gotas hasta conseguir bajar la presión intraocular. Si éste no se consigue, hay que plantearse el uso de otras técnicas de tratamiento del glaucoma, como la cirugía láser para el glaucoma (SLT) o la cirugía del glaucoma. Los colirios para el glaucoma o hipotensores oculares constan de un principio activo (medicamento que ejerce el efecto de descenso de la presión intraocular) acompañado de una sustancia conservante que suele ser el cloruro de benzalconio. Este último puede ocasionar efectos secundarios locales como la irritación ocular. En la actualidad se está promoviendo el uso de gotas sin conservantes, a fin de evitar su acción nociva y preservar la calidad de la superficie ocular.

Tipos de medicamentos para el glaucoma:

Fármacos Análogos de las prostaglandinas

Los fármacos análogos a las prostaglandinas son unos colirios para el glaucoma que actúan favoreciendo la salida de humor acuoso del ojo, haciendo bajar la presión intraocular. Tienen pocos efectos adversos. Sin embargo, son más frecuentes los efectos secundarios oculares. Como por ejemplo: el oscurecimiento del color del iris, el crecimiento de las pestañas o la hiperpigmentación de la piel periocular, entre otros. En general son los medicamentos para el glaucoma de primera elección en los pacientes diagnosticados de glaucoma primario. Es así porque: son muy efectivos a la hora de bajar la presión intraocular, son cómodos (sólo se tienen que instilar una gota por la noche) y los efectos adversos son relativamente leves. Su efectividad, tolerancia y efectos adversos pueden variar en función del paciente.

Fármacos Betabloqueantes

Los fármacos betabloqueantes son, generalmente, la segunda opción más utilizada para el tratamiento del glaucoma con medicamentos. Apenas tienen efectos adversos a nivel ocular, sin embargo, pueden producir efectos sistémicos. Como por ejemplo: alteraciones del ritmo cardíaco (bradicardia) o descompensación de enfermedades pulmonares como el asma. Los efectos adversos de estos fármacos para el glaucoma se pueden minimizar comprimiendo los puntos lagrimales durante cinco minutos tras la instilación de las gotas. La presión disminuirá y limitará el paso de la lágrima a la circulación sistémica.

Fármacos Alfa-agonistas

Los fármacos Alfa-agonistas son un tipo de medicamentos para el glaucoma que disminuyen la producción de humor acuoso y facilitan su salida. En algunos pacientes pueden producir efectos adversos. Como p.e. : sequedad oral, enrojecimiento ocular con sensación de cuerpo extraño, hipotensión arterial, fatiga o somnolencia y alergia ocular. Son un tipo de tratamiento médico para el glaucoma muy efectivo a la hora de controlar la presión intraocular. Sin embargo, no se recomienda a largo plazo, ya que puede acabar produciendo alergia ocular.

Fármacos Inhibidores de la anhidrasa carbónica

Los fármacos inhibidores de la anhidrasa carbónica actúan disminuyendo la producción del humor acuoso. Estos colirios para el glaucoma, aunque no son muy potentes como tratamiento ocular, producen pocos efectos adversos. Entre los posibles efectos adversos, sobre todo encontramos: el sabor amargo y la sensación de cuerpo extraño. Tanto los inhibidores de la anhidrasa carbónica como los alfa agonistas, se utilizan como tratamiento médico del glaucoma de segunda línea.

¿Y si uno solo de los colirios para el glaucoma no funciona?

Si uno solo de los colirios para el glaucoma no es suficiente para bajar la presión intraocular, puede asociarse unas segundas gotas. Estas funcionarán como tratamiento médico simultáneo o en combinación fija de medicamentos. Estas combinaciones agrupan algunos de los fármacos para el glaucoma antes descritos. Es decir: prostaglandina + beta bloqueante, beta bloqueante + inhibidor de la anhidrasa carbónica, beta bloqueante + alfa agonista y alfa agonista + inhibidor de la anhidrasa carbónica.


¿QUIERE CONTACTAR CON LA DRA. ELENA MILLA?

PEDIR CITA

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla