La alergología es la especialidad encargada del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de base alérgica, entre las que destaca la alergia respiratoria (asma y rinoconjuntivitis alérgica), la alergia a alimentos, a los fármacos, al veneno de himenópteros (abeja  y avispa), y la urticaria y dermatitis de contacto de origen alérgico.

La Unidad de Alergia del servicio de Neumología del Hospital Clínic - Barnaclínic, realiza el estudio etiológico (causas) mediante la identificación de la fuente alergénica y el diagnóstico a nivel molecular, así como su  tratamiento de forma integral que incluye una estrategia preventiva.  

Diagnóstico

Mediante una detallada historia clínica y la realización de las pruebas complementarias adecuadas que incluyen pruebas cutáneas (prick test, intradermorreacción), test de provocación nasal con alérgenos y fármacos (aspirina), análisis de sangre (determinación de IgE específica, ISAC®112 y test de activación de basófilos), evaluación de la función pulmonar (espirometría broncodilatadora, prueba de broncoprovocación inespecífica), evaluación de obstrucción nasal (rinometría acústica) y el test de exposición controlada a fármacos y alimentos, nuestros profesionales establecen el diagnóstico de:

  • Asma alérgica
  • Asma exacerbada por aspirina
  • Rinoconjuntivitis alérgica
  • Alergia a alimentos
  • Alergia a fármacos
  • Urticaria y angiodema
  • Alergia a veneno de abeja y avispa
  • Anafilaxia

Tratamiento

  • Tratamiento preventivo. Conseguir controlar la enfermedad alérgica mediante la identificación del agente etiológico y la aplicación de medidas para evitar su exposición.
  • Inmunoterapia específica.  La identificación de  la fuente alergénica no siempre permite su evitación. El diagnóstico etiológico permite en algunos casos aconsejar un  tratamiento con inmunoterapia específica o  “vacuna de alergia”,  que logra   una mejor tolerancia a la exposición del alérgeno y la consiguiente mejoría del control de la enfermedad.
  • Tratamiento farmacológico. El tratamiento farmacológico necesario para el control de la enfermedad alérgica es una de las  bases de la estrategia terapéutica. Abordar un tratamiento de forma integral  que incluya normas de prevención e inmunoterapia específica en los casos en los que esté indicada, permitirá una mayor eficacia y optimización del tratamiento farmacológico que revertirá en un mejor control de la enfermedad.
  • Tratamiento de la alergia a los alimentos. Identificar los alimentos involucrados en las reacciones alérgicas permite dar los  consejos dietéticos oportunos para una dieta “segura”. El manejo del paciente a nivel nutricional y dietético es otra de las áreas de tratamiento de la alergia a alimentos. La posibilidad de alérgenos ocultos o de una transgresión dietética,   conlleva instruir al paciente en  la identificación de signos y síntomas  de alarma así como a instruirlo en la autoadministración de  medicación de rescate.
  • Desensibilización a fármacos. Mediante las técnicas de desensibilización se logra en la mayoría de los pacientes la tolerancia del fármaco al que es alérgico.  Situaciones especiales e individualizadas precisan en algunas personas  de la administración de un fármaco determinado al no existir tratamiento alternativo. La desensibilización es la única estrategia de tratamiento en estos casos.

139Solicite cita

Programar Visita