Blog del Dr. Sergi Sastre

Programar visita

Blog del Dr. Sergi Sastre

@drsergisastre

17 noviembre, 2015

Jugar infiltrado ¿Qué significa?

Estamos en semana de Clásico. Este fin de semana se enfrentan Real Madrid y FC. Barcelona en partido de liga y todo lo que envuelve este partido gana relevancia. Durante estos días se ha dicho en los medios de comunicación que Sergio Ramos jugará infiltrado debido a su lesión la semana anterior por una luxación de clavícula. También hemos oído como a veces otros deportistas, corredores de moto, han decidido no infiltrarse para la carrera, como Marc Márquez en su última lesión del dedo.

En estos casos, jugar infiltrado por una lesión, consiste en poner anestésico, o bien en la zona lesionada, o bien alrededor del nervio. Con esto conseguimos que el paciente no note absolutamente nada en la zona, ni dolor por la misma lesión, ni dolor si todavía se rompe más. Es como cuando vamos al dentista y nos duermen una muela, no notamos absolutamente nada, incluso a veces si nos mordemos la lengua, tampoco lo notamos.

El principal inconveniente jugar infiltrado es éste, que es posible que el deportista acabe con más lesión de la inicial ya que, al no notar absolutamente nada de dolor, se puede seguir rompiendo más sin que él note nada. El dolor es un signo que nos avisa frente a una agresión a nuestro cuerpo para detener la actividad que lo está lesionando. A un jugador infiltrado le anulamos el impulso del dolor por lo que, si se presenta una agresión, no detendrá la actividad y la lesión será muy superior a la inicial.

Jugando infiltrado, es posible que el deportista acabe con más lesión de la inicial

Antes de permitir a un deportista jugar infiltrado, hay que valorar muy bien las ventajas e inconvenientes, así como los posibles riesgos de realizar una infiltración de este tipo. Esto no tiene absolutamente nada que ver con las infiltraciones que se realizan en consultas con otros fármacos, como ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas o derivados de corticoides, que trataremos más adelante.

Foto: Nathan Congleton

Banner

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla