Blog de oftalmología


Programar visita

Blog de oftalmología

@barnaclinic

23 mayo, 2018

¿Qué es el glaucoma? La ceguera silenciosa

Featured Video Play Icon

El glaucoma es una enfermedad ocular que consiste en un daño del nervio óptico causado por un excesivo aumento de la presión intraocular. La presión intraocular (PIO) está determinada por la cantidad de líquido intraocular llamado humor acuoso, que se almacena en la parte anterior del ojo.

A medida que avanzan los años y sobre todo a partir de los 40 años, los sistemas de drenaje del ojo (malla trabecular) encargados de eliminar el humor acuoso van sufriendo una fibrosis progresiva hasta que son incapaces de filtrar y eliminar dicho líquido intraocular.

El glaucoma, la ceguera silenciosa

El nervio óptico es una estructura muy delicada situada en la parte posterior del globo ocular y encargada de transportar los estímulos visuales al cerebro. La presión elevada comprime los pequeños capilares que nutren al nervio óptico, dificultando el aporte de oxígeno y nutrientes y dañando su estructura fibrilar. Por este motivo, el nervio óptico empieza a perder fibras nerviosas de manera lenta y progresiva comenzando por las más periféricas de manera que el paciente va perdiendo la parte lateral de su campo visual. Como se produce de manera lenta y empezando en la periferia, los pacientes al principio no son conscientes de esta pérdida visual hasta que ésta afecta a las zonas mas centrales, momento en que el glaucoma ya se halla en fases avanzadas. Por todo ello se conoce esta patología como la ceguera silenciosa, ya que la pérdida visual es irreversible.

“Los pacientes con glaucoma al principio no son conscientes de esta pérdida visual. Por este motivo se le conoce como la ceguera silenciosa, ya que la pérdida visual es irreversible”

Dra. Elena Millá

Cuándo hablamos de hipertensión ocular y cuándo de glaucoma

Hablamos de glaucoma cuando el nervio óptico da señales de estar dañado. En las fases iniciales en las que únicamente se constata un aumento de la PIO pero el nervio aún está sano, se habla de hipertensión ocular y no de glaucoma. Es de vital importancia diagnosticar a los pacientes en esta fase para ponerle tratamiento precozmente y evitar que evolucione.

“En las fases iniciales se habla de hipertensión ocular, no glaucoma. Es de vital importancia diagnosticar a los pacientes en esta fase para evitar que evolucione a glaucoma”

Dra. Elena Millá

Fases:

A / El humor acuoso no puede drenarse a través de las estructuras de drenaje que se hallan obliteradas y se acumula en la parte anterior del ojo causando la hipertensión ocular

B/ Cabeza del nervio óptico desde donde sale dicho nervio hacia el cerebro y que muestra cambios patológicos característicos ante un aumento de PIO mantenido causando el glaucoma

 


El Glaucoma como un lavabo obstruido

En cierto modo, puede hacerse un símil entre el glaucoma y un lavabo cuyas cañerías están obstruidas. La “cañería” por donde debe eliminarse el humor acuoso es un canal que da la vuelta 360º alrededor de la parte anterior del ojo y es como un cinturón que lo rodea (canal de Schlemm). Está situado en el interior del ángulo formado entre la córnea y el iris del ojo. Cuando dicho ángulo tiene una apertura suficiente se dice que se halla abierto, en cambio, cuando la distancia entre la córnea y el iris disminuye, se produce un estrechamiento del ángulo de la cámara anterior del ojo.


Comparte!
Comparte!

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla