Blog de Cardiología y Cirugía Vascular


Programar visita

Blog de Cardiología y Cirugía Vascular

@barnaclinic

5 septiembre, 2018

Estenosis aórtica: Causas, diagnóstico y opciones de tratamiento

Estenosis Aórtica

La válvula aórtica es una de las cuatro válvulas del corazón. A través de ella, el corazón impulsa la sangre a todas las arterias del cuerpo. Para funcionar bien tiene que abrirse totalmente para que la sangre fluya sin dificultad cuando el corazón se contrae. Cuando el corazón se relaja, tiene que cerrarse completamente para que la sangre se mantenga en las arterias y no refluya hacia atrás. Como todas las válvulas, puede fallar porque no se abra bien: estenosis; o porque no se cierre bien: insuficiencia. En ocasiones, la válvula ni abre ni cierra bien en lo que llamamos doble lesión: estenosis e insuficiencia. En el post de hoy, nos centraremos en la primera patología, la estenosis aórtica.

Causas de estenosis aórtica

Son diversas las causas de que la válvula aórtica se haga rígida, se calcifique y se convierta en estenótica. La más frecuente es la edad, pero también válvulas con defectos congénitos (válvula bicúspide) o fiebre reumática en la infancia, entre las más frecuentes.

Diagnóstico de la estenosis aórtica

En todos los casos es un proceso muy lento en el que el paciente no tiene ningún síntoma hasta que la estenosis aórtica se hace severa. Usualmente, durante este proceso, solo se detecta un soplo cardiaco a la auscultación, acabándose de confirmar el diagnóstico mediante ecocardiografía.

Tratamiento de la estenosis aórtica moderada

Lamentablemente, no hay tratamiento médico, ni dietas, ni hábitos saludables que puedan impedir la progresión de la enfermedad. Cuando se detecta y se confirma una estenosis aórtica en grado ligero o moderado, hay que realizar un seguimiento cardiológico al menos una vez al año mediante visita médica para confirmar que no aparecen síntomas y realizar una ecocardiografía.

Síntomas de la estenosis aórtica severa

Con los años, la estenosis aórtica puede hacerse severa. En estos casos, el paciente ya suele presentar síntomas.  Tres son los principales: disnea, dolor torácico y síncopes (pérdidas de conocimiento). La disnea se caracteriza por una sensación de falta de aire o dificultad respiratoria al realizar ejercicios tales como subir cuestas o escaleras. Puede acompañarse de dolor opresivo en el pecho durante los esfuerzos. En pacientes con una estenosis evolucionada, pueden presentarse ocasionales pérdidas de consciencia muy aparatosas, cayendo al suelo y despertando más tarde sin secuelas.

¿Qué hacer ante una estenosis aórtica severa?

En términos generales, en los pacientes con estenosis aórtica severa se ha de sustituir la válvula por una prótesis, no hay posibilidad de reparación valvular. EExisten diferentes tipos de prótesis aórticas y vías de implantación. Un cirujano con experiencia deberá valorar cada caso y proponer al paciente la opción de tratamiento más segura, eficaz y menos invasiva posible.

Dr. Manuel Castellà“En términos generales, en los pacientes con estenosis aórtica severa se ha de sustituir la válvula por una prótesis, no hay posibilidad de reparación valvular

Dr. Manuel Castellà

Tipos de prótesis aórticas

Las prótesis aórticas son de dos tipos: mecánicas o biológicas.

Prótesis aórticas mecánicas

Las prótesis mecánicas duran toda la vida sin degradarse, pero necesitan un tratamiento anticoagulante de por vida (sintrom®). El tratamiento anticoagulante es oral, precisa de controles al menos una vez al mes, y puede condicionar el estilo de vida de los pacientes al no poder estar expuestos a golpes o cortes.

Prótesis aórticas biológicas

Las prótesis biológicas no precisan de ningún tratamiento anticoagulante o de ningún otro tipo. Suelen ser de tejidos naturales de ternera o cerdo y, por lo tanto, con el tiempo llegan a degradarse. Se considera que suelen durar entre 15 y 20 años cuando se implantan en pacientes con edades superiores a los 65 años. En pacientes jóvenes suelen durar menos de 15 años. Se considera la prótesis biológica la mejor para pacientes por encima de los 65 años, o pacientes más jóvenes que no quieran/puedan tomar anticoagulantes. Como por ejemplo atletas que practican deportes de contacto, chicas jóvenes que quieran tener hijos, profesiones de riesgo (bomberos, policías, etc)…

Opciones de tratamiento para la estenosis aórtica severa

Para llevar a cabo la sustitución valvular, existen básicamente dos opciones: la cirugía, hasta hace poco la única opción; o el implante a través de un catéter (TAVI o TAVR).

 Cirugía de sustitución valvular aórtica

Como hemos dicho, hasta hace poco, la cirugía era la única opción de tratamiento. Actualmente, esta operación se realiza por una incisión de 8 centímetros a través de una mini-esternotomía y tiene muy buenos resultados en centros como el nuestro, con alta experiencia.

Sustitución valvular aórtica por catéter (TAVI, TAVR)

Otra opción cada vez más utilizada para la sustitución valvular aórtica es el implante de una prótesis a través de un catéter en la arteria femoral sin abrir el tórax. Para ello, las arterias femorales han de tener el calibre suficiente para poder subir la prótesis a través de ellas. Es lo que llamamos TAVI (Transvalvular aortic valve implantation) o TAVR (Transvalvular aortic valve replacement). Las prótesis utilizadas en esta técnica son siempre biológicas y difícilmente se pueden cambiar una vez se degradan. Por tanto, se suelen indicar en pacientes mayores o de alto riesgo para cirugía.


Si a usted le han diagnosticado una estenosis aórtica, puede consultar con el Dr. Manuel Castellá para una segunda opinión y opciones de tratamiento, ya sean por vía mini-invasiva o percutánea.


Comparte!
  • Facebook
  • email
  • LinkedIn
Comparte!
  • Facebook
  • email
  • LinkedIn

Escribe un comentario

Si desea ser informado sobre nuestros productos y servicios, marque esta casilla